NOTICIAS
20
abr
2017

IU busca un uso social para la antigua cárcel de Huelva

Teleonuba | Huelva | 13:03 pm

Mar Cambrolle, Presidenta a la Asociación de Transexuales de Andalucía-Sylvia Rivera, ha estado hoy en Huelva para reclamar junto con Pedro Jiménez, Presidente del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Huelva, una iniciativa elaborada por este colectivo con la que se reclama al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que intervenga con urgencia para reparar el edificio de la antigua prisión de Huelva. “Esta vieja cárcel en desuso se encuentra en unas condiciones lamentables de ruina total, ante las que el Ministerio de Hacienda tiene que intervenir lo antes posible para dignificarla y evitar su total abandono que avanza cada día que pasa hacia la ruina total e irreversible”, expone Pedro Jiménez. En este sentido, Jiménez añade que “una de las enmiendas que vamos a presentar desde el Grupo de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados a la Presupuestos Generales del Estado (PGE) reclama fondos para ello”.

En lo que se refiere a la iniciativa presentada hoy por Mar Cambrolle y Pedro Jiménez, Izquierda Unida la va a defender en el próximo Pleno del Ayuntamiento de Huelva. En la misma, según ha informado la activista del colectivo transexual andaluz, “también queremos que se modifique la placa que la Junta de Andalucía instaló ante este edificio cuando fue declarada Lugar de la Memoria de Andalucía para que ésta recoja una mención expresa a las víctimas transexuales que sufrieron la brutal represión del régimen franquista, encerradas tras sus muros”.

La antigua prisión de Huelva fue durante la dictadura franquista un centro de internamiento “en el que se encarcelaron a cientos de homosexuales y transexuales a los que se les consideraba como delincuentes por su mera condición e identidad sexual”, recuerda Cambrolle. La moción que va a defender Izquierda Unida pide, según le ha trasladado este colectivo, que a ser posible la nueva placa sea instalada el próximo día 17 de mayo, cuando se celebrará el Día Mundial contra la Homofobia y la Transfobia.

Durante el franquismo la homosexualidad fue reprimida ferozmente. Se criminalizó primero por medio de la Ley de Vagos y Maleantes, y a partir de 1970 a través de la Ley de Peligrosidad Social. Ser homosexual fue un delito en España hasta diciembre de 1978. Esta represión constante se tuvo sus más oscuros y crueles episodios en las prisiones especiales para homosexuales, como fueron las de Huelva y la de Badajoz. En otros había módulos donde se recluían los presos homosexuales como la Modelo de Barcelona, ​​la Modelo de Valencia o la prisión de Carabanchel y la famosa tercera planta de la quinta galería conocida como el ‘Palomar’ desde donde varios presos y presas se llegaron a lanzar para suicidarse.

Mar Cambriollé explica que “las personas transexuales, además de represaliadas fueron sistemáticamente invisibilizadas, fueron tratadas como homosexuales por un régimen incapaz de distinguir entre orientación e identidad sexual, por su ciega y odiosa visión con la que hacían sufrir sistemáticamente a este colectivo”.

 

 

Deja un comentario

*